Vengo muerto del Mar muerto

Continuando con el relato de esta gran experiencia hoy mi familia de adopción, Vero y yo hemos ido a visitar una de las maravillas naturales del país, el Mar Muerto y las ruinas de la ciudad de Masada.
Desde nuestra salida desde Tel Aviv hasta el destino pasaron como dos horas recorriendo carreteras próximas a Jerusalem y de la franja de Cisjordania. El paisaje hasta Israel no ha tenido nada de especial salvo cuando de un bosque mediterráneo hemos pasado al desierto típico de pelis de semana santa.
A la llegada a Masada, que está situada encima de una gran colina, nos esperaba un teleférico enorme que nos condujo a la cima. Una cima con una vistas espectaculares.

image

Tras visitar la ciudad, por cierto destino recomendado,  decidimos bajar andando por el camino de la serpiente que son, como diría un amigo, “sienes y sienes” de escaleras empinadas, total que casi muero despeñado.l pero bueno al final soberviví aunque creo que sin meniscos.

image

Y por último pero no menos importante fuimos al Mar Muerto en persona donde por supuesto me bañe a pesar del frío que hacía. Como describir la experiencia… sí, flotar flotas pero te encuentras nadando en algo que se asemeja al aceite Johnson’s con sal y un olor a azufre algo sospechoso. Ahora eso sí cuando sales en vez de estar “pinchuo” se te queda la piel como si te hubieras duchado con suavizante.

image

Y nada más. Ya me encuentro en casa de mi nueva anfitriona y su familia muy a gusto en este país tan peculiar desconocido y a la vez cercano.
¡Hasta mañana!
Shalom.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s