Ganadora del Premio Carosino Prize 2014: Gemma Rovira Marcelino

La ganadora del Premio Carosino de este año 2014, ha recaído en una compañera nuestra, Gemma Rovira Marcelino, residente de Medicina Familiar y Comunitaria del EAP Sardenya, que además ha participado activamente ayudando en el Conference Exchange del I FORUM de VdGM.

Ella misma nos cuenta en primera persona quién es y qué ha supuesto esta experiencia…¡Enhorabuena Gemma!

gema1  Gemma Rovira Marcelino

Nací el 23 de febrero de 1986 en Barcelona donde vivo y estudié medicina en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB. 2004-2011). Durante 6º curso de medicina realicé una estancia de 10 meses en Suramérica durante los que curse parte del internado rotatorio en respuesta a la inquietud propia de conocer otras culturas y países. Durante ese tiempo, tuve la ocasión de conocer el funcionamiento y organización sanitaria de países subdesarrollados, y trabajar en organizaciones locales focalizadas en situaciones de pobreza (2010-2011).
Tras finalizar la carrera y realizar el examen MIR, inicié la residencia en Medicina Familiar y Comunitaria en el EAP Sardenya de Barcelona (UD ABCEBA) en mayo del 2012, donde me encuentro actualmente realizando mi segundo año de residencia.

Me siento interesada en proyectos de cooperación para el desarrollo sanitario como el realizado como miembro activo de la organización de estudiantes de medicina Coopsalú en El Salvador (2007-2011). Así mismo estoy implicada en el comité editorial de la revista APSalut, enfocada a la difusión de conocimientos médicos a los facultativos de la atención primaria (2012- Actualidad) y el la colaboración en publicación y proyectos de investigación biomédica.

Porteña de corazón y viajera de profesión no dejo nunca de pensar el siguiente paso a dar en el camino y siento especial interés por la salud comunitaria, programas de salud pública y lucha por las desigualdades sociales.

Mi Experiencia en (algo más de) 10 palabras:

gema4 gema5
Realicé mi intercambio durante 15 días (del 26 de octubre al 10 de noviembre de 2013) en Gassen, un pequeño pueblo en una zona rural de los Alpes austriacos. La semana se dividía entre la consulta principal en el centro de salud de Gassen y la visita dos veces por semana a Heilbrunn, un pequeño pueblo en las montañas accesible por una carretera de curvas a unos 20 minutos de Gassen.

En la clínica rural, los médicos normalmente trabajan solos y, a menudo, tienen que conocer la gestión de la práctica de enfermería, ya que a veces tienen que trabajar sin una enfermera y el hospital más cercano está a 30 minutos en coche. El centro de salud dirigido por el Dr. Ritter consta solo de un administrativo y una enfermera la mayor parte de tiempo.

gema3 El centro abarca pacientes de cuatro pueblos diferentes y es muy interesante poder visitar a pacientes en todas las etapas de su vida: desde el nacimiento hasta la muerte.

La actividad diaria constaba en pasar visita con el doctor en el centro. Eso me permitió conocer la organización de las consultas en el día a día y ver como por ejemplo, durante la consulta, el médico se sienta cerca del paciente, lo que permite un contacto más estrecho entre el médico y el paciente, y no la frialdad de una mesa que separa el paciente y el médico.
El trabajo en el área rural no tiene un horario fijo, el médico vive en el mismo lugar de trabajo y gana dinero por cada visita por lo que muchas veces se trata de un trabajo directo, sin horarios y que nunca termina. Un médico puede ver entre 25 y 35 pacientes al día, con un tiempo medio de 15 minutos por paciente. El trabajo va desde enfermedades agudas y crónicas a chequeos ginecológicos o exámenes para licencias de automóviles i manejo hasta de terapias alternativas (como la terapia eléctrica para el dolor).
Durante la estancia, a parte de perfeccionar mi alemán, aproveché para ver la consulta des de otra perspectiva en la que el lenguaje no verbal cobra mucha importancia.

gema7 gema6

Otra parte fundamental y que valoro especialmente positivamente es el poder realizar visitas domiciliarias y conocer cómo la gente vive atendiendo en sus propios domicilios, algo único para la formación de esa medicina comunitaria que a veces queda tan olvidada en nuestro país.

Tuve además, la oportunidad de hablar con mucha gente acerca del funcionamiento del sistema de salud e intercambiar información, opiniones y comparaciones entre ambos sistemas, el español y el austriaco.

La verdad es que cuando empezó mi intercambio, no podía imaginar todo lo bueno que traería a mí.


Personalmente, esta rotación me parece fundamental para la formación en medicina general por varias razones: en primer lugar me parece una oportunidad única de aprender sobre el terreno el funcionamiento de la medicina familiar en una zona rural para, en un futuro, promover y difundir en nuestro ámbito el conocimiento. Me parece enriquecedor tomar contacto con cual es la relación de la gente con la salud en otros sitios, entendiendo la relación médico-paciente de una manera probablemente diferente a la existente en nuestro sistema sanitario. Por otro lado, con la realización de este tipo de intercambios se puede conseguir un cambio cultural y un enfoque más amplio de la medicina familiar ya que vivimos en una época donde la globalización juega un papel fundamental en nuestras vidas. Podemos aprender de experiencias de otros colegas e incluso criticar o valorar las cosas que nuestro sistema de salud nos brinda.
Valoro globalmente la experiencia muy satisfactoria y gratificante tanto profesional como personalmente teniendo además la oportunidad única de vivir durante esas semanas como un medico rural más en casa del Dr. Ritter, que me acogió como parte de su familia.
Ahora, mirando hacia atrás, tengo que decir que estoy encantada de haber tenido esta experiencia que me permitió aprender y crecer como profesional y como persona valorando las cosas buenas que tenemos, y adquiriendo también nuevas ideas para mejorar en mi día a día como medico. Si alguien me pregunta, sólo puedo decir que he vivido sin duda una gran experiencia, que recomiendo encarecidamente.

Respecto el premio solo puedo decir que es un gran honor y alegría haberlo recibido y poder asistir al encuentro nacional de la Wonca este año 2014 en Lisboa para recibirlo y compartir mi experiencia con todos. En el contexto económico actual la financiación de este tipo de congresos resulta difícil, por lo que cualquier ayuda económica resulta fundamental para complementar la formación clínica diaria con los avances de última línea que se presentan en los encuentros europeos de médicos de familia.

Por último sólo me queda agradecer al Movimiento Vasco da Gama por proponer este intercambio, a la semFYC por el apoyo, a mi Unidad Docente UDACEBA por animarme a seguir con ello, a mis amigos de Austria por la amabilidad y calidez y a todos los que de algún modo colaboran desinteresadamente.
gema2

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s