BOLSA DE BASURA

Nuestra compañera Almudena González Fábrega hace una reflexión a raíz de la publicación del último listado de la bolsa de empleo del SAS. El problema que comenta no ocurre exclusivamente en Andalucía. Sirva esta entrada como llamada para dignificar la Medicina de Familia en el ámbito laboral. Os dejo el comentario:

Hace unos días salió la actualización del baremo en la categoría de Médicos de Familia en Atención Primaria, como era de suponer tan deprimente como en años
anteriores. Seguimos comprobando como, a pesar de la normativa de la misma:

  1. los aspirantes deberán reunir los requisitos generales establecidos en el artículo 30.5 de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre”: obtenido mediante el cumplimento del período completo de formación como residente del Programa de Internos Residentes, o como residente en centros extranjeros con programa reconocido de docencia para postgraduados en la especialidad, convalidado por el Ministerio de Educación y Ciencia, con la correspondiente titulación (artículo 4.3 del RD 1753/1998, de 31 de julio, y Circular 7/1999, del SAS.): 25.00 puntos; obtenido mediante la superación del periodo de formación establecido en el Real Decreto 264/1989, profundizando los aspectos teóricos y prácticos del área correspondiente a su especialidad: 2.00 puntos, prestados en ninguno de los epígrafes del apartado “1. Experiencia profesional” de este baremo.
  2. “ Resolución de 24 de junio de 2010, de la Dirección General de Personal y Desarrollo Profesional del Servicio Andaluz de Salud, por la que se convoca proceso de selección de personal estatutario temporal para la cobertura de plazas básicas el Servicio Andaluz de Salud” en la que leemos en el  ANEXO I: TERCERA.- REQUISITOS DE LOS ASPIRANTES. Titulación: Estar en posesión de la titulación exigida en el Anexo II para cada categoría y/  especialidad convocada o equivalente o en condiciones de obtenerlo en el momento de presentación de solicitudes. En el caso de titulaciones obtenidas en el extranjero se deberá estar en posesión de la credencial que acredite su homologación.                                                            Anexo II Anexo II

Título de Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria: El tiempo de residencia no podrá ser valorado como servicios

Aún siendo necesaria la posesión de la Especialidad en Medicina Familiar y
Comunitaria para ser  admitidos como Médicos de Familia, salvo en caso de Médico
de Admisión y Documentación Clínica, que basta con el de licenciado en Medicina y Cirugía General, mirando el baremo en categoría de Médicos de Familia en Atención Primaria,  nos damos cuenta que no tienen para nada en cuenta dicha normativa, y mucho menos dicha formación. Podemos ver, como son admitidos sin ningún pudor médicos que sólo poseen la licenciatura en Medicina post 95, y en el mejor de los casos, médicos de otras especialidades (Hematólogos, Preventivistas, Médicos Legales, Médicos del Trabajo, Médicos del Deporte…..) y médicos en proceso de formación, en contra, como ya he dicho de lo que la normativa o el pacto de bolsa dicen.
Todo esto supone que exista una Especialización no respetada por la Administración, que ha creado una bolsa de trabajo que no cumple la normativa, una bolsa, donde parece que en la categoría de Médicos de Familia, sea el cajón de sastre donde todo vale. Para nada entro en la capacitación, conocimientos o el buen hacer de los candidatos, sólo, en que no se está respetando ni valorando el hecho de ser ESPECIALISTA EN MEDICINA FAMILIAR Y COMUNITARIA.

Ante este panorama me surgen varías preguntas, ante las que no encuentro respuesta o ésta me entristece. ¿Es la Especialización de Medicina de Familia una Especialización de segunda?, ¿sirve para algo, aparte, de por satisfacción personal ser Especialista en Medicina de Familia? ¿Es legal el intrusismo en nuestra bolsa de trabajo, y en caso negativo, se está haciendo algo para solucionarlo? ¿Cómo puede ser que sean admitidos como candidatos en una bolsa de Médicos de Familia personas aún en proceso de formación? ¿Cómo puede ser que haya Especialistas de  otra categoría admitidos como Médicos de familia, mientras que los Especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria sólo podemos acceder a esta categoría? La única respuesta clara que obtengo, es, que sólo tienen en cuenta para ser admitidos estar en posesión de la titulación como licenciado en Medicina y Cirugía y que el que poseamos el título de Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria no es relevante. El hecho de que sólo con ser licenciado en Medicina se tenga acceso a trabajar como Médico de Familia hace una discriminación sobre el Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, que ha dedicado cuatro años a formase como tal. Nos dicen que por estar en posesión del título de Especialista se nos recompensa con 25 puntos en el baremo, ¿pero en realidad existe tal recompensa? ¡CLARAMENTE NO! Dos personas salen de la Facultad de Medicina, una de ellas con su título de médico licenciado, comienza a trabajar para el SAS como Médico de Familia en Atención Primaria, la otra se presenta a una oposición nacional  para poder comenzar una especialización de cuatro años para optar al mismo puesto de trabajo. El mero licenciado durante esos 4 años acumulará 14,4 puntos de experiencia laboral y si  realiza cursos de formación podrá alcanzar 30 puntos. El médico especialista tendrá 25 puntos sí, pero no le cuentan como experiencia el trabajo de esos cuatro años ni la formación durante los mismos; en definitiva, licenciado en Medicina podrá alcanzar 44,4 puntos en cuatro años mientras que una persona que durante ese mismo período de tiempo se está formando para ser especialista en esa categoría, sólo tendrá 25 puntos. Conclusión, para poder acceder a un puesto de trabajo en Andalucía  como Médico de Familia es mejor ser licenciado que Especialista. Por otra parte, paradójicamente, podría darse el caso y se da, de que personas que durante su proceso de Especialización en Medicina de Familia, son calificadas con evaluación negativa, abandonando dicha formación, son admitidos como candidatos en la bolsa SAS (por el mero hecho de ser licenciados en Medicina) para desempeñar un  puestos de trabajo como de Médico de Familia, para el cuál había calificado como NO APTO con anterioridad.
Año tras año, se ha venido repitiendo la misma circunstancia, aunque yo no había sido consciente de la misma, quizá porque ha sido el primer año en toparme con esta realidad o quizá porque la crisis en la que estamos inmersos ha hecho que sea más evidente, pero creo que es algo que no debemos dejar pasar desapercibido. He visto como muchos de mis compañeros bien formados y estupendamente capacitados y cualificados, formaban parte de las listas del inem mes tras mes (al igual que yo misma), mientras puesto de Médicos de Familia eran ocupados por Especialistas de otras áreas o simplemente licenciados en Medicina post 95 que llevan ya varios años trabajando sin que nadie les haya exigido cumplir la normativa.
Como Médico de Familia, aún orgullosa de serlo, aunque bastante decepcionada y desilusionada por el sistema, creo que no podemos permitir que esto siga pasando,
debemos llevar nuestra Especialidad al lugar que se merece, y que se cree otra bolsa
para licenciados o se haga lo que se tenga que hacer, pero por favor, que no se considere como Médicos de Familia a quién no lo es, igual que a mí no se me considera, ¡ni me considero! Cirujana General, por mucho que se pueda leer en mi título de Licenciada en Medicina y Cirugía General.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s